Un sobreviviente

por foxylady

14559897741240

Fuente: la Sexta

Siegfried Meir es un hombre judío que sobrevivió a dos campos de concentración cuando era niño. Un republicano español se hizo pasar por su padre para ayudarle. Cuando consiguió la liberación, lo adoptó. De mayor, Siegfried triunfó como cantante. Ahora, retirado en Ibiza, cuenta la valentía que tuvo su padre en una autobiografía. La emocionante historia de un republicano español que se hizo pasar por el padre del músico Siegfried Meir para salvarle la vida ha sido publicada en la autobiografía del cantante, ” Mi Resilencia”. Para conocer la vida de Siegfried Meir hay que retroceder a 1943, cuando con sólo ocho años, le encerraron en Auschwwitz. ” Mi madre,cuando entramos a la barraca, me dijo: Cuando yo vaya a salir a trabajar, tú escóndete. Yo me escondía en el último piso y nadie podía verme si había alguna inspección”, recuerda Siegfried Meir. Al morir su madre de tifus, no tuvo más remedio que salir de la oscuridad. ” Cuando salí al recuento, los nazis me miraron con simpatía y ( pensaron) ya que estas aquí, quédate”, cuenta Meir. Siendo tan sólo un niño, Siegfried sobrevivió al tifus y a un frío traslado a Mauthausen. Se cree que sólo en ese campo murieron alrededor de 300.000 de prisioneros. Él tuvo la suerte de conocer a Saturnino Navazo, un español republicano. ” Al final accedió y me dijo: ” Vale, tu vas a decir que eres mi hijo”, explica Meir. Su empeño ha sido que aquel padre adoptivo se sintiera orgulloso de él y poder dedicarle sus éxitos. Triunfó como cantante en Francia y, más tarde, cuando se retiró a Ibiza también alcanzó el éxito como empresario y escultor. ” Para personas como yo, que han tenido una infancia desgraciada, si tienen la suerte de encontrar a una persona como Navazo se puede rehacer y tener una vida llena”. Palabra de un hombre que, con un poco de suerte y ayuda, fue capaz de sobrevivir a tanto horror.

Una mano en la oscuridad

Pasaran años y aún así cosas como las que tuvo que pasar este niño, ahora hombre duelen en lo profundo, las cosas que vieron sus ojos inocentes están grabadas en sus retinas, tanta pérdida, tanto dolor. A esa tierna edad de tan sólo ocho años se vió de pronto solo, pero con la firme determinación de vivir dentro de ese infierno que fue arrojado por los verdugos más excepcionales de toda la humanidad los nazis y su plan de exterminio. Fue entonces que dentro de todo ese dolor y oscuridad conoció a quién jugó un papel importante en su vida y a quién el honró con su amor y agradecimiento a aquel extraño que sin conocerlo lo tomó como hijo. A ese hombre y a tantos otros héroes anónimos la vida para ese y otros niños tuvo un aliciente gracias a la generosidad de estos desconocidos que no estaban contaminados por el odio y que veían sólo seres humanos que no merecían el destino que les habían trazado. NUNCA MÁS!!!

2 comentarios to “Un sobreviviente”

  1. ¡Nunca más! ¡Jamás!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: