El Estado Islámico se retira de un estratégico enclave de la provincia iraquí de Al Anbar

por 80rebecca

13/03/2016

El repliegue podría deberse a los crecientes problemas financieros y la escasez de nuevos combatientes que sufre la organización

14578854683903.jpg

Fuerzas antiterroristas con varios detenidos sospechosos de pertenecer al IS en la provincia de Al Anbar.

Los militantes del autodenominado Estado Islámico se han retirado este domingo de un pueblo de la provincial occidental iraquí de Al Anbar y han emprendido camino hacia el enclave de Al Qaim, fronterizo con Siria.

El repliegue voluntario podría ser una muestra más de la dificultad creciente que afronta la organización yihadista para reclutar nuevos combatientes y mantener la financiación amenazada por los ataques aéreos contra depósitos de dinero y refinerías.

El sorpresivo movimiento comenzó el sábado y se ha completado este domingo. Las huestes del IS (Estado Islámico, por sus siglas en inglés) han abandonado Rutbah, un pueblo desértico ubicado a 390 kilómetros al oeste de Bagdad en la ruta hacia Jordania. Según el alcalde de la localidad, Emad Ahmed, el repliegue de la organización que dirige Abu Bakr al Bagdadi podría estar motivado por las derrotas y la pérdida de combatientes cosechadas en los últimos meses en suelo iraquí o ser simplemente una artimaña para averiguar la población local que coopera con las fuerzas de seguridad iraquíes.

En declaraciones al medio kurdo Rudaw, Eid Amash, portavoz del consejo provincial, ha confirmado el repliegue de Rutbah y de otros enclaves de Al Anbar ante los ataques aéreos lanzados por la coalición internacional que encabeza Estados Unidos y los avances registrados por las tropas iraquíes, que a finales del pasado diciembre lograron reconquistar Ramadi, la capital de la provincia y uno de los principales feudos de los yihadistas en territorio iraquí. “Las fuerzas iraquíes están avanzando. Hoy mismo han conseguido alcanzar Mohamadia, a tan solo 7 kilómetros de Hit [una ciudad a orillas del Éufrates y a 150 kilómetros al oeste de Bagdad]”, ha agregado Amash.

“La retirada parece real y es una consecuencia de sus pérdidas en Al Anbar, especialmente la recaptura de Ramadi por las fuerzas de seguridad”, ha indicado un general citado por Afp. Según varias fuentes, los yihadistas habrían buscado refugio en el cercano paso fronterizo de Al Qaim, enclave arrebatado por el IS a las autoridades iraquíes en 2014. Otros medios locales informan incluso de que el IS ha retirado a sus miembros y sus familias de Al Qaim y los ha trasladado a la cercana provincia siria de Deir Ezzor.

Tras el éxito que supuso recuperar Ramadi, las fuerzas de seguridad iraquíes han hostigado a los yihadistas en las últimas semanas tratando de ampliar sus conquistas y reforzando el asedio alrededor de Faluya, la primera ciudad iraquí que cayó en manos yihadistas a principios de 2014 y emplazada a unos 50 kilómetros al oeste de Bagdad.

Intensos bombardeos

Este domingo la aviación iraquí ha firmado intensos bombardeos en los alrededores de Hit, convertido en el principal objetivo de las tropas iraquíes y de donde en las últimas horas han huido adláteres del IS en dirección a Samarra, al norte, y Hadiza, al oeste. Por su parte, la coalición internacional efectuó este sábado una docena de bombardeos en suelo iraquí.

Lastrado por las derrotas en el campo de batalla, el IS se ha visto obligado a tomar por

primera vez medidas como la rebaja de los sueldos de sus militantes. “Los ataques aéreos han golpeado nueve bancos del IS. En al menos dos de ellos, había depositados 150 millones de dólares. El resto había sido vaciado previamente”, señaló recientemente a EL MUNDO el analista Hashem al Hashimi, asesor del Gobierno iraquí y una destacada fuente de información sobre lo que acontece en la blindada ciudad iraquí de Mosul.

La carestía también se ha contagiado a la zona siria bajo yugo del IS donde los bombardeos contra refinerías y camiones de transporte de petróleo -una de sus principales fuentes de ingresos- han diezmado su bolsillo. A la malherida capacidad de generar ingresos -a través de una retahíla de impuestos, rescates o tráfico de seres humanos y antigüedades- se sumarían las derrotas sufridas en el campo de batalla. Washington calcula que el IS ha perdido un 40 por ciento de su territorio en Irak y un 20 por ciento en Siria además de destacadas rutas de suministro.

EL MUNDO

Etiquetas:
A %d blogueros les gusta esto: