Oponerse al islam se paga con la vida

por foxylady

14600227684746

Fuente: EL MUNDO

Asesinan a machetazos a otro activista laico en Bangladesh

Varios estudiantes protestan en Dhaka tras el asesinato de Nazimuddin Samad

Nazimuddin Samad fue asaltado por varios desconocidos. Aunque el lugar estaba lleno, nadie ha compartido información con la policía. Este activista criticaba la deriva islámica en un país donde otras cinco personas han sido asesinados por similares motivos. El extremismo religioso vuelve a golpear a quienes lo cuetionan en Bangladesh. Un supuesto grupo islamistas radicales ha asesinado a machetazos a un activista laico en plena calle en Dacca, capital del país, un caso que se une a la lista de crímenes similares ocurridos en el último año. Nazimuddin Samad, un estudiante de 26 años, fue asaltado por varios desconocidos en la noche del miércoles cerca de la universidad de Jagannath. La policía afirma que los asesinos, al menos cuatro presuntos extremistas islamistas, se acercaron en una moto y atacaron con machetes a Samad para luego rematarle con un disparo, un tiro de gracia para confirmar su hazaña. “Se trata de un asesinato selectivo. Pero ningún grupo se ha atribuido la responsabilidad”, dijo el subcomisario de policía Nurul Islam, que aseguró que se está investigando el motivo concreto del asesinato. “A pesar de que el lugar estaba lleno en el momento del asesinato, nadie ha compartido información con la policía”, señaló el inspector de policía Shamir Chandra Sutradhar al diario Dhaka Tribune. “No obstante, estamos tratando de identificar a los agresores hablando con los comerciantes y vecinos de la zona”.

Un activista laico en las redes sociales

Samad, que había llegado a Dacca hace sólo dos meses procedente de Sylhet, al noroeste de Bangladesh, había participado en diversas protestas contra líderes islamistas acusados de crímenes de guerra durante la guerra de la independencia. “Era un activista secular y una voz contra cualquier injusticia social. Iba contra el fundamentalismo islámico”, dijo Imran Sarker, líder de los blogueros de Bangladesh, que tratan de combatir el extremismo en la red. Samad utilizaba Facebook para criticar la deriva islamista que está creciendo en su país, “el deterioro de la ley y el orden”, los caso de violencia que aparecen en la prensa o la visión del islam más conservador sobre los derechos de la mujer, unas publicaciones que, según sospecha la policía, sus asesinos seguían desde hace algún tiempo. En uno de sus últimos comentarios, Samad ironizaba pidiendo que se implantase en Bangladesh durante cinco años la Sharia, ley islámica, para demostrar que los propios musulmanes acabarían rechazándola. “Con el daño que habrá hecho después de cinco años, se necesitarán 1.400 años para volver a ser un país moderno”, escribió en bengalí. Sarker, citado por Efe, afirmó que Samad era activo en el movimiento secular Gonojagoron Moncho aunque matizó que “tenía un perfil muy bajo, así que no sabemos aún muy bien por qué ha sido objetivo”.

Cinco asesinatos similares en 2015

En 2015 fueron asesinados en Bangladesh cuatro pensadores laicos y el editor de uno de ellos, todos críticos con el fundamentalismo. La policía atribuye los crímenes al grupo Ansarullah Bangla Team, a pesar de que algunos han sido reivindicados por Ansar al Islam, la supuesta rama de Al Qaeda en el subcontinente indio. Tras cada asesinato la policía realiza varias detenciones pero por ahora nadie ha sido condenado por estos crímenes. El primero de ellos fue el asesinato del escritor estadounidense de origen bangladesí Avijit Roy en febreo del año pasado. Y los últimos, hasta ahora, eran el ataque a la editorial Sudhoswar, que publicaba libros de Roy, y el asesinato de su editor Faisal Arefin Dipan. Desde el gobierno insisten en que son “incidentes aislados”, pero los blogueros ateos denuncian que su colectivo vive una indefensión por parte de las autoridades y una falta absoluta de justicia ante estos crímenes. El miedo a llevado a unos 20 blogueros a abandonar a Bangladesh, un país de 160 millones de personas, la mayoría musulmanas, que atraviesa una polarización política desde hace tiempo. En los últimos meses la violencia sectaria se ha traducido también en ataques selectivos a ciudadanos extranjeros o en agresiones a las minorías religiosas, como los asaltos a templos hindúes o a mezquitas de chiíes y ahmadíes. En la mañana del jueves los universitarios de Jagannath protestaron por la muerte de Samad quemando neumáticos en una calle cerca del campus. Los activistas anuncian que por la tarde se concentrarán con antorchas en recuerdo del último asesinado por criticar el fundamentalismo religioso. Las redes sociales de Bangladesh se han llenado de mensajes de apoyo al estudiante y a los que corrieron su misma suerte. ” El pensamiento libre ha vuelto a ser atacado”, denunció en Twitter el bloguero bangladesí Ananya Azad. La pregunta es que se hace todo el colectivo la publicaba esta mañana Imran Sarker en su Facebook: ¿ Cuánto tiempo durará este juego? ¿ Cuántos muertos soportará Bangladesh?

One Comment to “Oponerse al islam se paga con la vida”

  1. Todabia recuerdo cuando se recogia, dinero y alimentos para Bangladesh y se hacian todo tipoi de canciones de apoyo, cuando se morian de hambre…leyendo esto !! se me ha quedado la cara de tonto,,saludos.

    Le gusta a 1 persona

A %d blogueros les gusta esto: