Ayúdeme doctor a no sentir más dolor!!

por foxylady

fotonoticia_20160206082634_1280

Fuente: BBC MUNDO

Unos 200 millones de mujeres y niñas han sufrido mutilación genital en los 30 países en los que todavía es una práctica frecuente

Pero.¿ cómo hacen las sobrevivientes para convivir con el dolor que produce ir al baño, tener su periodo y dar a luz que la misma les genera?. “La primera vez que uno nota que algo cambió físicamente es cuando orina”, cuenta Hibo Wardere, de 46 años. Hibo fue sometida a una mutilación “tipo tres”-en la clasificación de la Organización Mundial de la Salud cuando nada más tenía seis años. Eso le dejó un pequeño orificio que ella compara con el tamaño de la cabeza de un fósforo.

“Herida abierta “

Hibo creció en Somalia, donde el 98% de las mujeres y niñas entre los 15 y los 49 años han sido mutiladas a la fuerza en sus genitales. “Es como una herida abierta a la que se le echa sal o chile picante, así se siente”, recuerda. “Y uno se da cuenta que el pis ya no sale como lo hacía antes. Sale en gotitas y cada gotita es peor que la anterior”, cuenta.. Y en esos cuatro o cinco minutos. “Uno tarda cuatro o cinco minutos se sufre un dolor horripilante”. Hibo llegó al Reino Unido cuando tenía 1 años y casi inmediatamente visitó un doctor para ver si había forma de aliviar el dolor que sentía cada vez que iba al baño o durante sus periodos. Su intérprete no quiso traducir su pregunta, pero su doctor logró entenderla. Y eventualmente Hibo se sometió a un procedimiento llamado defibulación, una cirugía para reparar. Esto amplió el orificio y dejó al descubierto la uretra. No es,  para nada, una reparación completa de la zona y jamás podrá restaurar el tejido sensible que fue removido con la mutilación. Pero hace un poco menos doloroso el acto de orinar. Hibo cuenta que cuando quedó embarazada por primera vez, en 1991, a la edad de 22 años, la torturaba la idea de que los doctores tuvieran que ver su intimidad. “Recuerdo que me cubrí el rostro con la almohada para protegerme de la humillación y la verguenza”, dice. “Saber que todos esos ojos me iban a ver era demasiado”, cuenta. Durante el parto, le regresaron a la memoria escenas del momento en que había sido mutilada, una experiencia común de muchas sobrevivientes. Y, en esa época, era la primera mujer víctima de la mutilación genital en ser atendida en ese hospital de Surrey, por lo que ni ella, ni el equipo médico, sabían cómo hacer más fácil el parto. Hibo se casó con Yusuf, a quién conoció pocos meses después de ser operada en Reino Unido y tienen dos hijas.( La foto no es del site, pero son los instrumentos que se usan para realizar la ablación carente de higiene a carne viva que someten a mujeres y niñas pequeñas. Realicé un resumen y tuve que cambiar palabras ya que es muy crudo y descarnado el relato.NT:foxylady)

One Comment to “Ayúdeme doctor a no sentir más dolor!!”

  1. Esto es lo mas degradante y horroroso que se le puede hacer a una mujer,pero por lo que veo esto tiene que ser natural para los tontainas de turno como anónimo,que me da que esa es la razón de su idiotez .

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: