Nada es imposible

por foxylady

13428417_1174884509209330_155649819584317122_n

Fuente: Congreso Judío Latinoamericano

Esta es la historia de un héroe

Pablo Szafran (24) nació en Concordia, una pequeña ciudad del interior de Argentina. Con apenas 15 años se fue solo a vivir a Israel, persiguiendo sueños y en búsqueda de un futuro mejor. Este miércoles en Tel Aviv le tocó vivir, junto a su novia Yaara, uno de los peores flagelos que enfrenta la humanidad toda: el terrorismo. “Yo estaba sentado en el Sarona Market junto a Yaara, en la mesa de enfrente se sentaron dos individuos de traje con aspecto sospechoso. Durante unos minutos estuve buscando por algún agente de seguridad o policía al cual pueda advertir de los presuntos ‘empresarios’, pero sin encontrar alguno seguí disfrutando de mi cena… hasta el momento en el que los vi sacando las armas de sus bolsos. Lo primero que hice fue decirle a Yaara que se agache  y en el momento en que yo me agaché sentí un fuerte golpe en mi hombro derecho que me terminó derribando al suelo. Unos segundos después, en mi intento de levantarme, vi a los individuos siguiendo con su baño de sangre entre otra gente y luego escapándose como ratas. Ese fue el momento en el que me levanté, le pregunté  a Yaara si estaba bien y pedí por una ambulancia para los otros heridos que seguramente estaban peor que yo. Entre policías pasando a mi lado y paramédicos preguntando por mí, esperé que los demás heridos recibieran cuidado. ‘Es tu turno, vení me dijeron, y me subieron a una camilla para llevarme al hospital, siendo el herido menos grave de este lamentable episodio’. Pablo, estamos orgullosos de vos y tus valores. Como dice tu brazo: nada es imposible.  

2 comentarios to “Nada es imposible”

  1. Pronta salud.

    Le gusta a 1 persona

  2. Estos son los ejemplos, que hacen grande a una nacion, debieran ser condecorados, como el caso de esa madre que encerró en el cuarto de baño al terrorista, y salvó a sus cuatro hijos, y otros cientos de casos,. que todos sabemos saludos para los héroes, del pueblo civil que tambien merecen medallas y reconocimientos publico, para levantar la moral,

    Me gusta

A %d blogueros les gusta esto: