Que pasará con Israel si Biden vence a Trump?

por bajurtov

La relación Estados Unidos-Israel en caso de que gane Joe Biden

Análisis. Cuál será el escenario de política exterior si el candidato demócrata se impone en las elecciones: el conflicto con los palestinos, el acuerdo nuclear con Irán y la normalización de relaciones con los países árabes.

Juan Martín Fernández|

Published: 31.08.20 , 15:10

“Usted ha sido el mejor amigo que Israel ha tenido en la Casa Blanca”, le dijo Benjamín Netanyahu a Donald Trump, el 28 de enero de este año, durante la presentación del “Acuerdo del Siglo”, en Washington. Efectivamente, en los últimos cuatro años, el primer ministro de Israel y el presidente de los Estados Unidos formaron una estrechísima relación, potenciando el lazo entre ambos países y favoreciéndose el uno al otro. Sin embargo, la realidad marca que el “mejor amigo” de Israel corre de atrás con Joe Biden en la carrera electoral estadounidense. Y de este modo, en caso de mantenerse la tendencia, una victoria del candidato demócrata podría provocar (o no) alternaciones en el conflicto con los palestinos, en los asuntos de seguridad y en los acuerdos de paz con los países árabes.

Si bien los sondeos nacionales pueden predecir la popularidad de los candidatos, lo cierto es que no son necesariamente una herramienta que anticipe el resultado de la elección. No obstante, a esta fecha, según la mayoría de las consultoras, la ventaja de Biden sobre Trump ronda entre 8 y 12 puntos. Una brecha considerable a poco más de dos meses de la votación, el 3 de noviembre próximo.

En general, las relaciones entre el Partido Demócrata e Israel han sido muy buenas. Durante mucho tiempo existió un consenso con los republicanos para apoyar las políticas israelíes. Y, por su parte, Biden ha tenido muchos guiños en favor del Estado judío.

En su primer viaje a Israel, en 1973, recientemente electo como senador, se reunió con la primera ministra de aquel entonces, Golda Meir, en un encuentro que tiempo después calificaría como “uno de los momentos más importantes de su vida”. Además, desde su época de senador que apoya el reconocimiento de Jerusalem como capital de Israel (ya avisó que no llevará de regreso la embajada a Tel Aviv) y llegó a declarar que Estados Unidos debe “respetar su promesa sagrada de proteger el hogar de origen de los judíos”.

A pesar de su amigable historial, Biden ejerció como vicepresidente durante los ocho años del gobierno de Barak Obama, uno de los momentos de mayor rispidez entre Israel y la Casa Blanca. Durante este mandato, hubo una crítica de Washington a la falta de concesiones por parte de Israel con los palestinos y algunas actitudes estadounidenses que generaron cierta molestia en Jerusalem, como la decisión de abstenerse de vetar una sanción que condenaba la construcción de asentamientos israelíes en Cisjordania.

Algunas decisiones de Barack Obama, durante su mandato, molestaron a Jerusalem.

Kevin Ary Levin, sociólogo y magíster de la Universidad de Columbia en estudios de Medio Oriente, Sur de Asia y Africa, conversó con Ynet Español al respecto y contó sobre la interna demócrata: “En la base electoral hay una opinión, todavía minoritaria pero cada vez más fuerte, mucho más crítica hacia Israel. Y creo que es lo que vimos estos últimos meses con la definición de la plataforma partidaria, donde se produjeron entredichos entre la clase dominante del partido, que sigue tomando como indiscutible la alianza con Israel, y un ala más progresista y juvenil, que formula críticas más fuertes contra el Estado judío”.

Un retorno a la moderación

En cuanto al conflicto con los palestinos, previo al mandato de Donald Trump, Estados Unidos siempre se ubicó detrás de la solución de dos Estados y contemplaba una retirada israelí, al menos parcial, de los territorios ocupados en 1967. Sin embargo, Trump rompió con ese consenso, reconociendo la soberanía israelí sobre los Altos del Golán, afirmando que los asentamientos judíos en Cisjordania no son “necesariamente una violación al derecho internacional” y proponiendo el “Acuerdo del Siglo”.

“Biden tiene que intentar integrar a todos los sectores de su partido, incluyendo a los que se ubican a su izquierda. Por eso, si bien no cree en condicionar la ayuda económica a Israel, sí es crítico de cualquier tipo de medida unilateral con respecto a la anexión israelí en Cisjordania”, afirma Ary Levin. Y agrega: “En ese sentido, creo que hay que ubicar a Biden como una especie de retorno al consenso estadounidense que existía previo a la llegada de Trump”.

La principal preocupación de Netanyahu

Si bien está claro que en la carrera electoral Netanyahu tiene un claro favorito, la fuerte alianza entre Israel y Estados Unidos no corre ningún tipo de riesgo en caso de ser electo Joe Biden. Sin embargo, hay un tema en particular que le preocupa al primer ministro: la manera en que el candidato demócrata decida tratar la pugna regional con Irán.

Hassan Rouhani, presidente de Irán. Lo que haga Estados Unidos respecto de la República Islámica es una preocupación para Israel.

(AP)

Bajo el gobierno de Obama se firmó el acuerdo multilateral entre Irán y los cinco países del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China) más Alemania para contener el programa nuclear de la República Islámica. Pero Trump, quien fue muy crítico del tratado, al poco tiempo de asumir como presidente se encargó de ilegitimar el acuerdo. En contraposición, aplicó contra los iraníes políticas de máxima presión, fortaleciendo las sanciones.

“En lo que a Irán refiere, Netanyahu coincide plenamente con Trump, respalda las penas y no le cierra las puertas al uso de las fuerza. Por eso, teme que Biden retome la postura más apacible de Obama”, asegura Kevin Ary Levin.

Donald Trump hace el anuncio de acuerdo entre Emiratos e Israel. Biden saludó el acuerdo y continuaría con esta política hacia otros países árabes.

(AFP)

La relación con los países árabes

Por último, en cuanto al reciente anuncio de la normalización de las relaciones diplomáticas entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, da la sensación que sería el ítem de mayor coincidencia entre Biden y Trump. El candidato del Partido Demócrata celebró el acuerdo entre Jerusalem y Abu Dhabi, lo calificó como “un histórico paso para tender puentes en la brecha que divide a Medio Oriente”, y no tendría intenciones de ponerle un freno a las mediaciones para que Israel y otros países árabes formalicen lazos.

Ynet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: