Posts tagged ‘Jabhat al Nusra El frente de apoyo es una organización salafista yihadista perteneciente a al Qaeda que cumple con una importante función entre las organizaciones de rebeldes de Siria’

diciembre 8, 2013

Jabhat al Nusra El frente de apoyo es una organización salafista yihadista perteneciente a al Qaeda que cumple con una importante función entre las organizaciones de rebeldes de Siria

por goal

Caratula del Centro Meir Amit de información sobre inteligencia y terrorismo

Jabhat al-nusra (El Frente de Apoyo a la Gran Siria) de al-Qaeda.

Jabhat al-nusra (El Frente de Apoyo a la Gran Siria) de al-Qaeda.

Símbolo de Jabhat al Nusra (“frente de apoyo”) o con su nombre completo: “Frente deapoyo a los habitantes de al – Sham (la Gran Siria). En el trasfondo se puede ver el mapa de  Siria, el símbolo de la media luna islámica y la imagen de un combatiente de yihada (almadenahnews.com)

Reseña

Consolidación de las extensiones de al – Qaeda en Siria

1.   En el transcurso de la Guerra civil en Siria, se consolidaron dos extensiones de al–Qaeda de entre las organizaciones de rebeldes que están luchando para derrocar al régimen de Bashar al Assad. La que más se destaca entre esas organizaciones es Jabhat al Nusra (“el frente de apoyo”), que hoy día depende en forma directa del líder de al–Qaeda, Ayman al–Zawahiri. Junto con esta organización, opera también una organización que se hace llamar “El Estado islámico en Irak y en al – Sham (la Gran Siria)”, que depende de la organización al Qaeda en Irak. Además de esto operan en Siria organizaciones militares Yihadistas – Salafistas, que no necesariamente se identifican con al Qaeda. El número de activistas en las dos extensiones de al Qaeda en Siria, se cuenta en unos 6,000 – 7,000 y según nuestra valoración su tendencia es a aumentar.

2.   De las dos extensiones de al–Qaeda en Siria, Jabhat al Nusra es la organización que se destaca y en esa organización se centra este trabajo de investigación[1] Se proclamó la creación de la organización a fines de enero de 2012, a unos diez meses del comienzo del levantamiento en Siria. Al comenzar su camino, la organización operó como extensión de “El Estado islámico en Irak”, marco que pertenece a la organización al Qaeda en Irak[2]Para ofrecerle a todo esto una validez formal Abu Bakr al Baghdadi, líder de al Qaeda en Irak, informó (abril 2013), sobre la unión de las dos organizaciones, formando una sola organización “El Estado Islámico en Irak y al Sham”. Pero, su mensaje no fue respetado por Jabahat al Nusra y fue anulado formalmente (junio de 2013) por Ayman al Zawahiri, líder de al Qaeda, quien determinó que Jabhat al Nusra es la extensión oficial de al Qaeda en Siria. Como resultado de esto, de hecho se produce una escisión entre las dos extensiones de al Qaeda en Siria, y hoy día operan en Siria dos organizaciones que compiten y están en conflicto entre si.

3.   Desde el punto de vista ideológico, Jabhat al Nusra se identifica con la ideología yihadista salafista de la organización al Qaeda. Esta organización pretende crear un Califato Islámico en la Gran Siria (al Sham que incluye los territorios de Siria, Líbano, Jordania, Israel y los territorios palestinos), en el que gobernará la ley religiosa islámica (la Shariaah). Jabhat al Nusra es hostil al Occidente y a Israel, niega los valores del occidente (democracia, pluralismo, libertad de culto) y como resultado rechaza toda intervención occidental o internacional en la guerra civil de Siria [QUE J.D.D.S PERO NO LA SUYA MAS MERCENARIA QUE NINGUNA OTRA. Nota de: Goal]. Jabhat al Nusra, es hostil también a los grupos étnicos minoritarios de Siria. Con acento en los Allawitas y los Shiitas, que son vistos por ellos como herejes. La organización pone de relieve la Yihada (guerra santa) como la forma de acción elegida para derrocar el regimen sirio y para lograr todos sus otros objetivos y considera que es una obligación personal de todo musulmán (según las enseñanzas de Abudlla Azzam, el maestro ideológico de Bin Laden).

4.   Jabhat al Nusra, representante de al Qaeda en Siria, y “El Estado islámico en Irak y al Sham”, que actúa contrariamente a las instrucciones de Ayman al Zawahiri, pretenden, (cada una por separado), hacer avanzar una estrategia a largo plazo y de múltiples etapas: la primera etapa de su actividad tiene como objetivo conseguir un fuerte sostén entre los grupos de rebeldes y establecer en Siria una base fuerte de infraestructura yihadista, que ayude a derrocar el regimen de Bashar Assad. Esto en colaboración (aunque sea parcial y ocasional) con otros grupos de rebeldes y con acento en grupos de caracter islámico. En la segunda etapa, las dos organizaciones pretenden dominar el nuevo regimen sirio que sea creado por la unión de todas las fuerzas yihadistas – salafistas que actúan en Damasco, o al menos influir en forma importante sobre ese regimen. Según su visión, el regimen yihadista que sea creado en Damasco (o cualquier otro regimen sobre el cual los yihadistas puedan influir), pretenderá crear un Califato islámico en la Gran Siria, que represente una extensión de al Qaeda y de la Yihada Mundial en el corazón mismo del Medio Oriente. Esta extensión de al Qaeda administrará un sistema terrorista contra Israel desde el frente de la Altura del Golán, “exportará” terrorismo hacia los países del occdidente y a otros países del mundo, y será un centro de subversión y terrorismo islámicos contra países árabes y musulmanes pro-occidentales.

Valoración de la capacidad militar de Jabhat al Nusra

5.   Jabhat al Nusra es una organización que se destaca entre varias organizaciones yihadistas/salafistas que toman parte activa en la guerra civil de Siria. Al frente de la organización se encuentra un líder a quien se describe como “emir” (príncipe), título aceptado en las organizaciones yihadistas de nuestros tiempos. El significado de este título es que el líder representa una imagen política y religiosa al mismo tiempo, tal como se estableció al comienzo del Islam. De este “emir” dependen “emires” locales, en distritos y ciudades de Siria (a menudo se encuentran en funciones varios “emires” en el mismo distrito). El organismo superior de Jabhat al Nusra se llama Majlis Shura Almujahedeen (el Consejo Asesor de los combatientes de la Yihada o en breve Consejo de la Shura). En el liderazgo superior de Jabhat al Nusra se encuentran cuerpos de comandancia designados y activistas que se ocupan de las, operaciones militares, de la recaudación de fondos, de la adquisición de armamento y su contrabando hacia Siria, de asuntos de religión, informaciones y relaciones exteriores. Los dirigentes de Jabhat al Nusra hacen funcionar cuadros de mando militares en los diferentes distritos (unidades militares que en su mayoría son llamadas “brigadas” o “compañías”). Además operan sistemas gubernamentales, religiosos y de informaciones, cuya actividad es la de fortalecer la influencia de Jabahat al Nusra sobre los pobladores, para que adquieran su fe y para llenar el “espacio vacío” que se produjo con la retirada del gobierno sirio de amplias áreas de Siria.

6.   El líder de la organización Jabhat al Nusra es un activista de terreno importante, cuyo sobrenombre es Abu Muhammad al–Julani (con respecto a su verdadero nombre existen versiones opuestas, no comprobadas). Se trata de un activista cuyo origen según parece es de Siria ( de las Aturas del Golán ?), que acumuló experiencia operativa en Irak en la lucha contra los Estados Unidos y sus aliados, y quien en el pasado se contaba entre los que apoyaban a Abu Musab al Zarqawi, quien estaba al frente de los combatientes de la Yihada (Mujahedeen), que fuera enviado a Irak por parte de al Qaeda después de la invasión norteamericana (marzo de 2003). Abu Musa al Zarqawi fue enviado a Siria por al Qaeda de Irak para crear en Siria la Jabhat al Nusra. En el más alto comando de Jabhat al Nusra se destacan otros activistas de al Qaeda, que también adquirieron su experiencia operativa en Irak, además combaten en las líneas de la organización miles de activistas yihadistas de países árabes/musulmanes (entre ellos se destacan activistas de Siria, Libia, Túnez, Chechenia, Arabia Saudita y Egipto) y cientos de activistas de países occidentales (entre ellos se encuentran uno 500 – 600 activistas de países de Europa con acento sobre Francia y Gran Bretaña). Se espera que los que sobrevivan de entre ellos, vuelvan a sus países de origen después de un período de lucha en Siria (el número de activistas extranjeros en Siria, se cuenta hoy día en unos 5,000, la mayoría actúan en el marco de Jabhat al Nusra).

7.   Jabhat al Nusra publicó cientos de veces su responsabilidad asumida por atentados realizados. Los centros de actividad militar de Jabhat al Nusra y del Estado islámico en Irak y en al–Sham (Gran Siria), son los espacios de Damasco y las áreas del norte y este de Siria (Aleppo, Homs, Hama, Idlib y Deir ez–Zor). Asimismo, la organización Jabhat al Nusra dirige la actividad militar en Internet en el área de Daraa, en el sur de Siria, el lugar donde comenzó el levantamiento contra el regimen de Assad. En algunos distritos al norte y este de Siria la organización disfruta de control/influencia sobre la población local en gran medida (en colaboración con otras organizaciones islámicas). Por el contrario en las áreas de la costa, en las que habita la población allawita (Tartus y Latakia), o bien en el distrito de al Suwayda, en el sur de Siria, en donde son dominantes los drusos, tanto Jibhat al Nusra como las otras organizaciones yihadistas no tienen una presencia militar o de control significativa. Jibhat al Nusra trata de tener una base también en las alturas del Golán. De acuerdo con nuestra valoración, en esta etapa la organización no tiene una presencia militar significativa, si bien en una oportunidad pudo realizar un atentado suicida, que en esa área ocasionó daño a un importante símbolo del regimen sirio (la explosión de un edificio en Sasa, en el que estaba asentada la rama de inteligencia militar del distrito de Quneitra).

8.   En los distritos antes mencionados, Jibhat al Nusra dirige un sistema de guerrilla y terrorismo contra bases, instalaciones y personalidades identificados con el ejército sirio y con el regimen sirio (principalmente fuerzas del ejército y de seguridad, instituciones del gobierno). El objetivo de estas actividades es el de crear el caos en el gobierno y quienes lo apoyan, aislar entre diversas áreas del gobierno, dañar la capacidad de control del régimen y quienes lo apoyan, y otorgarle a Jibhat al Nusra (y a otros grupos) el control sobre amplias áreas territoriales, principalmente en el norte y el este de Siria. Para conseguir este objetivo, Jibhat al Nusra utiliza diversas tácticas de lucha: la explosión de coches-bomba por parte de terroristas suicidas o por medio de control remoto; atentados suicidas por medio de cinturones explosivos; ataque de bases, instalaciones y aeropuertos con disparos de armas livianas y bombas de mortero; activación de artefactos explosivos en vías centrales de tráfico (modelo de actividad sobre los que los activistas de la organización “se especializaron” en Irak); y el ataque de las barreras de las fuerzas del ejército y de seguridad.

9.    Los atentados suicidas que realiza Jabhat al Nusra, son el modelo de acción que caracteriza a la organización en Siria, (la organización asumió la responsabilidad sobre la mayoría de los atentados suicidas). Acciones suicidas, en especial las que se realizaron en los centros del gobierno en Damasco y en Aleppo, otorgaron a Jabhat al Nusra un “valor agregado” desde el punto de vista operativo y doloroso para el régimen sirio. Así y todo, esas acciones también cuando tuvieron éxito, le crearon una imagen negativa a Jabhat al Nusra. Ello debido a que agravaron los temores de los países occidentales y de países árabes/musulmanes sobre la penetración de elementos al Qaeda en las líneas de los rebeldes y eso daña su disposición para ayudar a quienes se oponen al régimen sirio. Esto y además las acciones suicidas de Jabhat al Nusra hacen que se alejen de la organización partes del público sirio, ya que esas acciones a menudo no se pueden diferenciar y en parte de ellas murieron ciudadanos inocentes, que estaban en el lugar del atentado. Parecería que este modelo de acción se “inspira” en la lucha de Irak, que hace ya años se caracteriza por acciones suicidas realizadas por al Qaeda de Irak, “organización madre” de Jabhat al Nusra.

10.      Jabhat al Nusra y otras organizaciones salafistas – yihadistas colaboran con grupos de rebeldes de carácter islámico, no necesariamente tales como los que se identifican con la ideología de al Qaeda. También existen colaboraciones “ad–hoc” entre ellos y el ejército de Siria libre, organización que lidera la lucha contra el régimen sirio, de tipo sirio-nacional secular (si bien sirven en él muchas personas con una clara identidad islámica). En algunas áreas, hay colaboración militar entre Jabhat al Nusra y el Estado islámico en Irak y al Sham (Gran Siria), a pesar de su rivalidad. Por otra parte, existen tensiones entre Jabhat al Nusra y otras organizaciones salafistas-yihadistas y el ejército de Siria libre, que en varios casos hasta llegaron a situaciones violentas. Asimismo, hay tensiones dentro de las mismas organizaciones yihadistas. En esta etapa, en tanto siga la lucha contra el régimen sirio, enemigo común, las partes socias de la revuelta prefieren contener las diferencias básicas y evitar de transformarlas en un enfrentamiento general. No obstante, “al día siguiente” y, tal vez antes de eso, pueden desarrollarse en Siria luchas violentas de control para la imagen del régimen sirio del futuro, en el que la organización Jabhat al Nusra cumplirá con una función importante.

PARTE: I

PNG_zps1ed15660Zorrete