Posts tagged ‘Keren Kayemet Leisrael’

agosto 30, 2015

La ciudad de Beer Sheva construirá un Oasis en medio del desierto

por franny

La ciudad de Beer Sheva construirá un Oasis en medio del desierto

37882-300x182

AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO

El Ministerio de Protección Ambiental de Israel, el Keren Kayemet LeIsrael (KKL), la ciudad de Beer Sheva y el JNF de los Estados unidos emprendieron la construcción del lago más grande edificado por el hombre. El Oasis tendrá 90 hectáreas y tendrá peces, cisnes, botes y áreas de descanso y comida. Se espera que el parque abra sus puertas en 2018.

El lago tendrá la mejor calidad de agua y albergará a peces, cisnes y pequeños botes. El proyecto costará unos 100 millones de shekel (alrededor de 25 millones de dólares), subvencionado por la ciudad de Beer Sheva, el Ministerio de Protección Ambiental, el KKL y el JNF de los Estados unidos.

La construcción es un paso importante y central en el desarrollo de un parque en el área del Río de Beer Sheva, que incluirá unas 90 hectáreas de agua, una peatonal y bici sendas, una isla central, una isla para aves, un puerto, lugares de encuentro, áreas comerciales, restaurantes, cafés, baños y grandes espacios verdes al aire libre.

“Las instalaciones del lago serán un punto focal del parque, estamos creando una atracción de magnitudes internacionales y transformando la ciudad en un oasis viviente, para beneficiar a los ciudadanos del Neguev”, expresó el alcalde de Beer Sheva, Ruvik Danilovich, quien agradeció al Ministerio de Protección Ambiental, al KKL y al JNF de los Estados unidos “por transformar esta visión en realidad”.

logo_enlace_judio

noviembre 15, 2014

Israel “Se puede cultivar vegetales en el desierto de la Aravá”

por goal

AGENCIA JUDIA DE NOTICIAS JEWISH NEWS AGENCY

Arava desert negev

kkl1_tmb

 AJN.-  “Una particularidad (de la zona) es su clima especial porque tenemos mucho calor y muy pocas nubes, de modo que nuestra temporada agrícola es en invierno, de octubre a abril, y usamos incubadoras e irrigación por goteo, a pesar de la salinidad del agua, gracias a nuestra tecnología y a muchos años de investigación”, explicó Rivka Offenbach (en el centro en la foto, con visitantes africanos), directora de la División de Vegetales del Centro de Investigación y Desarrollo de la Aravá Central del Keren Kayemet Leisrael (KKL), a la Agencia Judía de Noticias (AJN) desde Israel.

Se trata de una de las pioneras en la región y una de las únicas mujeres líderes en el sector de la agricultura, con posgrado incluido.
“En nuestra división nos dedicamos específicamente a la producción de vegetales, pero también se plantan flores, y en ambos casos se abastece el consumo interno y las exportaciones, además de la capacitación de investigadores, agricultores, estudiantes y empresas locales y extranjeras a lo largo del año”, contó.
“Nuestros investigadores brindan conferencias y publican en Internet, pero además tenemos un Día Abierto, en el cual unas 30.000 personas vienen para aprender cómo hicimos para convertir el desierto en un vergel, con cultivos, árboles y caminos”, agregó esta enamorada de la Aravá que casi no conoce la ropa de invierno porque siempre está en remera.
Por otra parte, “estamos muy cerca de Jordania y nunca tuvimos problemas, sobre todo desde la firma del acuerdo de paz (hace veinte años); incluso varios jordanos vienen a aprender de nosotros y hay un proyecto de desarrollo que también involucra a los palestinos”, destacó.
Offenbach relató a AJN una historia muy particular: “Uno de mis docentes en la universidad escribió su biografía y leí su libro muchos años después de haber llegado a la Aravá: allí se disculpa con los agricultores porque en la década de 1950, (el entonces primer ministro israelí, David) Ben Gurion mandó una delegación de agrónomos para que analizara si era factible vivir allí, y en su informe escribió que era imposible hacer que algo creciera” en esa región.
“Se basaba en la falta de agua y en su salinidad, y a neutralizar y maximizar ambas cosas nos dedicamos a lo largo de todos estos años”, comentó.
“Me había regalado y dedicado el libro y cuando lo leí, quise visitarlo para conversar con él al respecto, pero ya había fallecido; tenía más de 90 años”, finalizó la directora de la División de Vegetales del Centro de Investigación y Desarrollo de la Aravá Central del KKL.
PNG_zps1ed15660Zorrete - copia