Posts tagged ‘¿Por qué Putin no mueve el brazo derecho al caminar?’

diciembre 19, 2015

¿Por qué Putin no mueve el brazo derecho al caminar?

por goal

¿Por qué Putin no mueve el brazo derecho al caminar?

PUTIN EL PISTOLERO

© La Vanguardia Putin, durante su rueda de prensa anual en Moscú

Es una imagen de esas que llaman “icónica”, valga la redundancia: Vladímir Vladímirovich Putin hace su entrada en el salón de San Jorge del Kremlin, dos guardias de honor abren dos enormes puertas doradas y él aparece sobre la alfombra roja. Camina hacia las cámaras -que siempre están colocadas en el mismo lugar- enérgico, marcial como si desfilara, pero… se da impulso únicamente con su brazo izquierdo: el brazo derecho permanece inmóvil, colgando aparentemente relajado.

Félix Flores

Ese bracear extraño de Putin es una de sus marcas personales más desconcertantes, que ha intrigado durante años a los periodistas.

Pues bien, un equipo de neurólogos europeos -un holandés, un italiano y dos portugueses- especialmente interesados en desórdenes del movimiento, se propusieron estudiar el caso, ya que ese brazo derecho que no se balancea al caminar está observado clínicamente como un estadio preliminar de la enfermedad de Parkinson. Los rumores sobre la salud de Putin han sido frecuentes en los últimos años, pero sus imágenes haciendo deporte (judo, natación) o montando a caballo desmentían algo así, al igual que verle firmar ágilmente con la mano derecha.

Los neurólogos publicaron el resultado de su investigación el pasado 14 de diciembre en el British Medical Journal, y el resultado es el siguiente: los “andares de pistolero” de Putin responden a “una adaptación conductual, resultado de un entrenamiento militar o de (servicios) de inteligencia”, es decir, del KGB, el Comité de Seguridad del Estado, en el que Putin alcanzó el grado de teniente coronel.

Parece una tontería, pero la hipótesis fue avalada a uno de los investigadores, el especialista en Parkinson italiano Angelo Antonini, por un neurólogo ruso en Moscú. Porque resulta que no solo Putin sino el hoy primer ministro Dmitri Medvédev, los ex ministros de Defensa Serguéi Ivanov y Anatoli Serdiukov, y el general Anatoli Sídorov, hasta el mes pasado jefe del Distrito Militar Occidental, se mueven igual: tampoco balancean el brazo derecho al caminar…

Todo esto fue observado en grabaciones de vídeo cuando otro miembro del equipo, el portugués Rui Araújo, del Hospital Universitario de Coimbra, dio con un manual del KGB que se puede encontrar fácilmente en internet: KGB, Alpha Team Training Manual: how the Soviets trained for personal combat, assasination and subversión. En ese texto se recomienda a los agentes que mantengan el brazo derecho pegado al cuerpo al caminar, de manera que permanezca siempre dispuesto a echar mano a la pistola: “Al moverse, es absolutamente necesario mantener el arma contra el pecho o en la mano derecha. Hay que moverse hacia adelante con un lado, normalmente el izquierdo, algo girado en la dirección del movimiento”.

Hay más casos reales, pero Medvédev tan solo lo imita

El jefe del equipo investigador, el holandés Bastian Bloem, compara esta actitud a la de, por ejemplo, John Wayne en las películas del oeste, pero afirma además que “se nos dirigió un residente en Afganistán quien nos dijo que su tío, militar, camina igual”. Si ese militar tiene suficiente edad como para haber sido entrenado por el ejército soviético, eso abundaría en la siguiente explicación: tanto Putin como el ex ministro Ivanov fueron miembros del KGB; Sídorov es militar; el también ex ministro Serdiukov sirvió en el ejército durante un año…

La cuestión es cómo debía ser (¿o es todavía?) de profundo el entrenamiento de los agentes rusos. Desde luego, en tiempos soviéticos había cierta forma de comportarse, según observo el australiano Allan Paese, autor de best-sellers mundiales sobre el lenguaje corporal. Ya en 1991 le llamaron del Kremlin para que les diera un curso, ya que veían la necesidad de desprenderse cierto envaramiento soviético. Putin acudió también desde San Petersburgo, acompañando al alcalde Anatoli Sobchak, su padrino político. “Cuando entró en la sala, todo el mundo se calló; todos sabían que trabajaba para el KGB”, decía Pease el año pasado al Moscow Times. ¿Sería porque el brazo derecho de Putin no se movía?

El único caso particular de los observados en el estudio –que, por cierto, se titula “Andar de pistolero”: una causa nueva del balanceo del brazo unilateralmente reducido- es del Medvédev, que fue primer ministro con Putin, luego presidente y de nuevo primer ministro. Observar a Medvédev hacer la misma entrada que Putin en el salón de San Jorge llamó la atención enseguida, pero verle al lado de su mentor caminando con el mismo braceo asimétrico ya era cosa de risa. Los neurólogos concluyen que en su caso se trata ni más ni menos que de imitar al líder. Más aún, señalan, “muchos burócratas de alto nivel y miembros del partido Rusia Unida han adquirido el hábito de llevar el reloj en la muñeca derecha, como hace Putin, para demostrar su lealtad”.

LA VANGUARDIAZorrete PNG