Archive for mayo 23rd, 2015

mayo 23, 2015

Crisis humanitaria en Gaza: obras de teatro

por Tersites

Mientras el antisemitismo politicamente correcto (traduzcase por antisionismo) engaña continuamente al mundo hablando de “carcel a cielo abierto” o “campo de concentracion” a la situacion que vive la franja de Gaza, lo cierto es que a diferencia de Yarmouk, donde los arabes, que recientemente decidieron sentirse “palestinos”, “solo” se mueren de hambre o son asesinados, en la franja de Gaza, tienen medios,iniciativa y recursos para hacer obras de teatro, como bien informa la agencia panfletaria “Palinfo”.

Logicamente estas noticias no llegan al mundo occidental, no sea que se les venga abajo el chollo de las flotillas y de las ONG, que tan lucrativo les resulta.

Fuente: Palinfo

(معاناة ممرضي غزة.. واقع يجسده المسرح (تقرير

mayo 23, 2015

La Entrega de la Torá: Shavuot

por goal

TORA.ORG

maxresdefault

En este grandioso día (seis de Siván), D-os se presentó en el Monte Sinaí para entregar la Torá a su pueblo escogido.
Inmediatamente saliendo Israel de la esclavitud corporal en Egipto, lo llamó D-os para que recibiera. el “Yugo Espiritual” de la Torá.

El pueblo, complacido por la propuesta, aceptó con júbilo y declaró con firmeza: “Haremos y Escucharemos” (Shemot 24-7).
Cincuenta días contó con ansiedad para llegar al dichoso día en el que, se consagraría oficialmente como “El Pueblo de D-os.
En el momento de la entrega de la Torá, el mundo entero se estremeció. La voz de D´s colmaba el espacio, Su tono era tan potente que rompía los cedros en pedazos. Los desiertos se sacudían, los ciervos se despedazaban y los bosques se desnudaban.
El Rey David, narra brevemente aquel acontecimiento despeluznante que dejó huella en la historia universal. Así lo describe:

“Oh D-os, cuando ibas delante de tu pueblo; cuando marchabas por el desierto, la tierra temblaba, los cielos seinclinaban ante tu presencia…” (Salmos 68-8/9).

Asimismo relata el Midrash Yalkut Shimoní:
“Cuando D-os se presentó en el Monte Sinaí para entregar la Torá a su pueblo, lo acompañaron veintidós mil carruajes celestiales”. “El sonido del Shofar se escuchaba fuertemente; su intensidad llegó a tal grado que logró alarmar al mundo entero. Cuando ya entregaba la Torá, la voz de D-os se oía desde los extremos del mundo”.”Los Reyes de la tierra, aterrados por el asombroso panorama, acudieron con Bilám (Profeta de las naciones) y le preguntaron:
A qué se debe esta voz tan potente que oímos?; ¿será que D-os quiere mandar el diluvio para destruir al mundo?”.
– “Ya juró que no mandaría el diluvio al mundo”. Respondió claramente Bilám.
– “¿Tal vez diluvio de agua no mandaría, pero ráfagas de fuego, sí?”. Volvieron a preguntar los Reyes.
– “El escándalo se debe, respondió finalmente Bil-ám, a que en este momento D-os está entregando a Israel su tesoro preciado (refiriéndose a la Torá), el cual lo tenía guardado en sus arcas celestiales hace ya 974 generaciones antes de la creación del mundo; de esta manera se desprende de él y de este modo lo entrega”.
Al percatarse las naciones de la solemnidad del acto, se unieron al mismo y proclamaron al unísono: “D-os bendiga a su pueblo con la paz”. (Talmud, tratado de Zebajím 116- 1).

La mencionada cita, describe a grandes rasgos el resplandor de aquel magno evento, así como el fuerte estupor que se generó en el seno de las naciones.
No obstante, los sucesos posteriores a aquella escena, guardan una íntima relación con la misma.
Ciertamente, después de que fueron entregadas las Tablas de la Ley, D-os le ordenó a Moshé que construyera un Tabernáculo móvil, para que fungiera como Templo provisorio mientras Israel permanecía en el desierto). Entre los múltiples objetos que contenía este Tabernáculo, se encontraba el arca sagrada donde se colocaban las Tablas de la Ley. Esta arca estaba ubicada dentro del recinto más venerado del Tabernáculo, al cual podía entrar solo el Cohén Gadól (Sumo Sacerdote), en el día más sagrado para el pueblo de Israel: “El día de Kipur”.

Cabe entonces mencionar dos interrogantes:
Primero: ¿Con qué finalidad fue entregada la Torá con tanto escándalo, causando el alboroto del mundo entero?, ¿qué necesidad hubo para ello?; ¿por qué no hizo D-os la escena de la entrega más modesta y recatada?.
Segundo: Si ya se entregó la Torá con tanto esplendor; ¿por qué luego se la escondió dentro del arca?. En su caso, se la debería colocar tras una vitrina; en un lugar visible, donde todos pudieran observarla y admirarla!.

A esta supuesta contradicción, podríamos responder valiéndonos de la siguiente interpretación que nuestros sabios escribieron en el Talmud tratado de Shabat (88-1).
En la narración de la creación del mundo, menciona el versículo:“… y fue noche, y fue mañana, el día sexto” (Bereshit 1-31). “De aqui aprendemos, afirman nuestros sabios, que D-os le impuso al mundo una condición, le dijo: Si Israel recibirá la Torá, (aludiendo al seis de Siván, fecha que coincide con el sexto y último día de la creación), ustedes existirán, y si no, los regresaré a la desolación”.
Ciertamente, la condición que le impuso D-os al universo no era un castigo, ni mucho menos una imposición, por el contrario, era una realidad y muy cierta. ¿De qué serviría el mundo material sin el oxígeno espiritual de la Torá?; ¿acaso podría el hombre dominar su instinto animal, sin aquella luz prodigiosa que la Torá le otorga al alma?.

La relación entre ambos (Mundo-Torá), es inseparable. Universo sin Torá, equivale a un ser humano sin vida. No obstante, a partir de aquella condición, el universo todo esperó a que llegara Shabuot, pues su futuro era muy incierto. Los mares, los ríos, las montañas, los valles, los animales, los vegetales, todos, sin excepción estaban pendientes del día en que Israel recibiría la Torá, pues solo entonces, cobrarían su derecho legítimo a la existencia. Durante 2448 años, el universo funcionó a la espera de tal decisión.
En el momento en que Israel proclamó: “Haremos y Escucharemos” el universo se llenó de júbilo y fervor. Finalmente el momento había llegado, la larga agonía se había acabado. Para entonces, los componentes del mismo, quisieron testimoniar a viva voz que, era la Torá quien les daba el mérito de existencia; que fue Israel quien votó por su permanencia.
Esta pues, podría ser la razón, de aquel gran alboroto en la entrega de la Torá.

Ellos a su modo, participaron también en el grandioso acto. Los desiertos se sacudieron, la tierra tembló, los cielos se inclinaron, los pájaros no piaron, las aves no volaron; y todo ello con el propósito de dar a conocer en forma categórica la supremacía de la Torá sobre el mundo. Indudablemente, aquella escena maravillosa no tuvo parangón en la historia universal. Por única vez, la humanidad se había elevado espiritualmente sobremanera. La luz Divina se reflejaba en los rostros de todos y cada uno de los integrantes del pueblo de Israel. La satisfacción que emanaba de sus corazones los llenaba de placidez y orgullo.

No obstante, ese factor fue precisamente el quid de la cuestión. Esa misma algarabía, esa misma brillantez, fue la que llevó al pueblo a caer en un grave error, que -de haber perseverado en él-, hubiese perdido definitivamente la categoría y el prestigio que había alcanzado. Para ese entonces, los hijos de Israel se sentían satisfechos y muy tranquilos, pues orgullosamente poseían el título de: “El pueblo privilegiado”. El dueño del mundo los guiaba por el árido desierto y además, les ofrecía su protección y manutención. La esclavitud de Egipto había pasado ya al olvido, nada les preocupaba, se sentían muy placenteros con la vida que llevaban. Bajo esas condiciones, ¿qué más podían pedir?.

No obstante, poco a poco fueron desdeñando sus deberes. La desidia había comenzado a hacer estragos en su vida rutinaria. De pronto, olvidaron las obligaciones que dicha posición exigía. Los retos y desafíos que se le presentaban a diario no los tomaban en cuenta, pues, de hecho, no sentían la necesidad de superarlos. La Torá había pasado a ser su símbolo y corona frente al resto de las naciones. El solo hecho de poseerla, los hacía sentirse seguros de si mismos. La recibieron y eso era todo. Ya no era necesario esforzarse para por alcanzar las altas categorías que ella ofrece. El conformismo predominaba en la mayoría del pueblo. D-os detectó esta pequeña manifestación de desprecio frente a sus obligaciones morales y espirituales, por esa razón ordenó inmediatamente a Moshé que construyera un Tabernáculo y escondiera allí la Torá.

Ello, con el propósito de enseñarle al pueblo una lección que le sirviera para todas las generaciones:
“Ciertamente la Torá es lo más grandioso que hay, pero a la vez, lo más difícil de conseguir”.
Pertenecer al pueblo de Israel es un privilegio. Ello le otorga al Judío el derecho de ser partícipe del estudio de la Torá, más no lo convierte en estudioso y practicante activo. Sin esfuerzo, sin dedicación, jamás sentirá el hombre la luz y la felicidad que ella otorga. Para que la Torá pueda proporcionar paz y saciedad espiritual al alma del hombre, es menester que éste la estudie; que la adapte a su sistema de vida, pero por sobre todo, que persevere en ella.

Varios son los que argumentan:
“Su estudio es difícil para mi, requiere de mucho tiempo, esfuerzo y concentración, y de acuerdo con mi nivel académico, jamás alcanzaría grandes logros”. “En realidad, me basta con asistir a los rezos diarios que se ofician en el Templo, y con ello, me doy por satisfecho!! “.

Este modo de pensar es erróneo. D-os no exige del Hombre más de lo que él pueda realizar. Solo pretende que desarrolle su capacidad intelectual para que alcance su propio nivel.
En la entrega de la Torá participaron seiscientos mil hombres (además de mujeres, ancianos, niños y lactantes), y las letras de la Torá suman esa misma cantidad. (Zohar Jadash Shir Hashirím(74-4).

Esta similitud tiene como propósito enseñamos que cada miembro del pueblo de Israel tiene una parte en ella. Cada quien debe esforzarse en indagar cual es su letra y su misión que tiene que descubrir en la Torá,. Shabuot es la fiesta de la entrega de la Torá. Ella está escondida en el Hejál (arca sagrada), esperando que cada quien tome la parte que le corresponde, de acuerdo con el nivel de su alma.

Shelomo Sued

Carita de judío con kippa peke

 

mayo 23, 2015

Parashá de la semana: Bamidbar

por goal

photo

Baruc-Israel-mandamientos

Bamidbar(Números 1:1-4:20)

Los “hijos” de Moshe

En su relato de la genealogía de las tribus de Israel, la Torá detalla la descendencia de Moshé y de Aharón, pero sin embargo menciona a los hijos de Aharón tanto en la descendencia de uno como del otro (1).

Rashi explica que los hijos de Aharón son mencionados como parte de la descendencia de Moshé porque él les enseñó Torá, y quien le enseña Torá al hijo de su amigo se considera como si fuera su propio padre. Por lo tanto, dado que Moshé fue maestro de los hijos de Aharón, entonces ellos también son considerados sus hijos (2).

Sin embargo, el Maharal pregunta: Moshé no sólo le enseñó Torá a los hijos de Aharón, sino que le enseñó a todo el pueblo judío, entonces, ¿por qué Moshé no es considerado el padre de todo el pueblo judío? Y responde que Dios le ordenó a Moshé enseñarle al pueblo judío y que él les enseñó lo que le había sido comandado. Sin embargo a los hijos de Aharón les enseñó mucho más de lo que le había sido comandado, y es precisamente esta Torá —aquella que les enseñó voluntariamente—, la que le otorgó a Moshé el mérito de ser considerado padre de los hijos de Aharón (3).

Rav Itzjak Berkovits prueba de otro episodio en Bamidbar que Dios quería que Moshé entregara de sí por voluntad propia. En parashat Pinjas, Dios le instruyó a Moshé que designase a Yehoshúa como su sucesor. Le dijo a Moshé que pusiera su mano sobre Yehoshúa, pero Moshé puso en cambio ambas manos sobre él. ¿Por qué Dios le pidió a Moshé que pusiera sólo una mano y por qué Moshé usó ambas? Rav Berkovits responde que Dios quería que Moshé pusiera por voluntad propia la segunda mano sobre Yehoshúa para que de esta forma una parte importante de la transmisión de Moshé a Yehoshúa fuera voluntaria (4). Moshé entendió que esto era lo que quería Dios y por lo tanto actuó consecuentemente.

Pero aún falta explicar por qué sólo quien enseña voluntariamente es considerado progenitor de alguien pero no quien lo hace por obligación. Rav Berkovits explica que cuando una persona tiene un hijo le entrega una parte de sí mismo a aquella nueva progenie, ya que la genética constituye una gran parte de este nuevo ser. Cuando una persona le enseña Torá a alguien, le está dando parte de su propio ADN espiritual a su estudiante. De esta forma, el maestro se asimila a quien tiene hijos; la única diferencia es que el padre biológico da de su esencia física mientras que el maestro da de su esencia espiritual.

La explicación del Maharal demuestra también que un maestro sólo amerita estar en ese nivel de dar de sí mismo cuando actúa exclusivamente por el deseo de enseñarle a esa persona y no por obligación. Esto se debe a que cuando una persona le enseña a otra por obligación no puede entregarse por completo ya que su intención no es puramente influenciar a la otra persona en el plano espiritual, sino que también es cumplir con su obligación. Como resultado, hay una carencia cualitativa en el proceso de transmisión, a tal punto que la Torá del maestro no es internalizada completamente por el estudiante. Por lo tanto, el estudiante no se considera parte de la descendencia del maestro. Sin embargo, cuando uno enseña por un deseo de compartir las maravillas espirituales de la Torá con otras personas, entonces estará compartiendo su esencia espiritual, la cual será transmitida al estudiante y convertirá al maestro en el equivalente al padre del niño.

El principio de que hay una diferencia cualitativa entre la Torá que se enseña por obligación y la que se enseña voluntariamente aplica a una amplia gama de situaciones; por ejemplo, un padre está obligado a enseñarle Torá a su hijo, pero si actúa sólo por obligación entonces el niño lo sentirá y el proceso de transmisión se dificultará.

Esta lección no se limita sólo a padres y maestros. Todos vivimos situaciones en las cuales necesitamos enseñarle a otra persona alguna lección determinada, y los factores motivadores para hacerlo juegan un rol clave en la efectividad de la lección a transmitir. Segundo, el principio aplica a todas las formas de dar, no sólo a la enseñanza de Torá. Dar por obligación es mucho menos loable que dar por el deseo de ayudar al prójimo. El receptor del acto de bondad por lo general advierte la existencia de sentimientos de compulsión en el dador y sentirá incomodidad por poner al dador en una situación en que preferiría no estar (5).

Es más, pareciera claro que el gran beneficio de dar —el aumento del amor por el receptor— se limitaría sólo a los casos en que uno da voluntariamente y no por obligación. De hecho, dar porque uno no tiene otra opción suele causar resentimiento.

Vemos de esta forma cómo Moshé ameritó que la Torá lo considerara el progenitor de los hijos de Aharón por haberles enseñado más de lo que estaba obligado a enseñar. Espero que todos ameritemos emular a Moshé y podamos transmitir voluntariamente nuestra Torá y entregarnos a nosotros mismos.


Notas:

(1) Bamidbar 2:1.

(2) Rashi, Bamidbar 2:1.

(3) Gur Arie, Bamidbar 2:1, os 1.

(4) Es evidente que la acción de Moshé de poner Moshé la mano sobre Iehoshúa representó la transmisión de una gran cantidad de conocimiento; al poner dos manos Moshé dio aún más de lo que se le había ordenado.

(5) Ver mi ensayo sobre Parashat Reé: El Valor de la amistad, en donde analizo extensamente este tema

Carita de judío con kippa peke

mayo 23, 2015

El delirante aquelarre antisemita de la ONU: ¡¡Condenan a Israel por violar el derecho a la salud de …los sirios!!!

por Tersites

Ignorando premeditamente que Israel ha atendido a multitud de heridos sirios en sus hospitales, el organismo titere del lobby islamico petrolifero ha aprobado la enesima condena al estado de Israel en una votacion ganada por 104 votos a favor, 4 en contra, 6 abstenciones y 65 ausentes.

Delirante. Y me quedo corto.

Imagino que para la ONU el lanzamiento de barriles explosivos cargados de metralla por el regimen de Assad sobre civiles sirios no deben ser muy perjudiciales para la salud. Tampoco el criminal bloqueo que impide la entrada de cualquier material, comida o medicina en el campo de Yarmouk, donde segun algunas fuentes malviven a duras penas 7.000 personas de los 160.000 habitantes que tenia hace un par de años.

Ni el uso de armas quimicas, ni las matanzas del ISIS o Al Nusra, o Hizbulah….

Es Israel quien merece la condena de este miserable organismo, carente de moralidad, por atender sirios huidos de la guerra en sus hospitales

Fuente: Arutzsheva

“UN Condemns Israel for ‘Violating Health of Syrians”

mayo 23, 2015

La toma del paso de Al Walid pone en jaque a la coalición contra el Estado Islámico en Siria e Irak

por goal

logoRTVEes

mapa_iraksiria_604

La toma por parte del autodenominado Estado Islámico (EI) del paso de Al Walid, el último cruce fronterizo entre Siria e Irak que quedaba en poder del régimen de Bachar al Asad, unida a las recientes conquistas de las ciudades de Ramadi y Palmira, supone un duro “revés táctico” para la coalición y pone en manos de los yihadistas más del 50% del territorio sirio.

  • Era el último cruce fronterizo entre Siria e Irak en poder del régimen sirio
  • Obama ha calificado de “revés táctico” las pérdidas de Ramadi y Palmira
  • El EI controla ya más de la mitad de la superficie de Siria

Además, el grupo terrorista ha asesinado este jueves a diecisiete seguidores del régimen sirio en la ciudad monumental, según ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos que explica que las víctimas, algunas de las cuales fueron decapitadas, eran soldados, milicianos progubernamentales de las Fuerzas de Defensa Nacional y simpatizantes del Gobierno de Damasco.

Mientras, en el noreste del país, al menos veinte personas han sido asesinadas en los dos últimos días por los yihadistas en pueblos de Deir al Zur y Al Hasaka, y en el norte, las fuerzas del Kurdistán iraquí (peshmerga) han mantenido a los yihadistas suníes del EI a raya, mientras la alianza que encabeza Estados Unidos bombardea desde el pasado otoño una amplia zona que va desde el noroeste de Siria a las afueras de Bagdad.

“No creo que estemos perdiendo”

“No creo que estemos perdiendo (la guerra contra el EI)…, aunque no hay duda de que hubo un revés táctico”, ha señalado el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en una entrevista con la revista The Atlanctic.

“Ramadi ha sido vulnerable durante mucho tiempo, principalmente porque esas fuerzas de seguridad iraquíes no han sido entrenadas por nosotros”, se ha justificado Obama.

read more »

mayo 23, 2015

Decenas de muertos en un atentado suicida en una mezquita chií de Arabia Saudí

por goal

logoRTVEes

bombasaudi

Decenas de personas, 21 según el último informe facilitado por el ministerio de Sanidad, han muerto en un atentado suicida en una mezquita chií en Arabia Saudí.

  • El Ministerio de Interior ha confirmado que ha sido obra de un suicida
  • El Estado Islámico ha reivindicado el atentado

El atentado ha ocurrido en la localidad de Al Qadih, en la provincia de Al Qatif, donde los musulmanes chiíes  son mayoría.

El Ministerio saudí del Interior ha confirmado que se trata de un atentado suicida, según AFP. La explosión ha coincidido con la oración del mediodía del viernesla más importante para los musulmanes, cuando en el templo había unas 150 personas.

El Estado Islámico reivindica el atentado

read more »